sábado, 2 de abril de 2011

El Padre del vino

Hay logros profesionales que no pueden morir impresos en un par de hojas de papel . Por eso aprovecho para compartir con ustedes una entrevista exclusiva que hice a Magrit Mondavi,pocos días después del fallecimiento de su esposo, Robert Mondavi considerado el padre de los vinos californianos. Fue publicada en la revista De Guarda en Junio de 2009. ¡Espero que la disfruten!

Robert Mondavi (1914-2008)
“Para ser exitoso y tener una vida feliz se necesita sentido común, compromiso con el trabajo y coraje para seguir por un propio camino. El interés no es suficiente. Hay que ser apasionado en lo que se hace, buscar un empleo que se ame y nunca tener que trabajar un solo día en la vida"


Extrovertido, activo y carismático. Así siempre será recordado Robert Mondavi, uno de los personajes más influyentes en el mundo del vino contemporáneo. DE GUARDA quiso rendir un sensitivo homenaje en el aniversario de su fallecimiento recordando su vida entre vides, su historia entre cepas y ese amor incondicional por esta noble bebida de la mano de su esposa Margrit.   

El pasado 16 de mayo de 2008 el mundo del vino se vistió de luto. Robert Mondavi, el padre de la industria moderna del vino norteamericano, había muerto a los 94 años de edad en su casa en Yountville California.

Era un verdadero líder, tenía una inspiración propia y dejó un triste vacío en la cultura del vino. Su obsesión era poder producir vinos de gran calidad y fama mundial en el Valle de Napa y poder combinar la tradición, la destreza y el arte de los vinos del Viejo Mundo con lo último de los avances tecnológicos vitivinícolas norteamericanos como el método de fermentación en frío, el uso de barriles de acero inoxidable para fermentar el jugo de la uva y el uso de barricas de roble francés al momento del añejamiento.

Otras innovaciones aplicadas en la elaboración del vino que aumentaron su calidad fueron las buenas prácticas agrícolas (BPA) que protegían el medio ambiente.

Dedicó la mitad de su vida a promover y promocionar la cultura enológica en Norteamérica mediante tours por sus viñedos y degustaciones a ciegas, permitiendo que el consumidor pudiera comparar por primera vez y con sensatez,  la calidad de sus vinos frente a otros ejemplares mundiales.  

Mondavi también pasó a la historia cuando puso de moda el término “Fummé Blanc” para definir el estilo seco de los Sauvignon Blanc californianos, una variedad de uva que generalmente era utilizada para producir vinos de mesa dulces y ordinarios. La utilización de dicho término tuvo tanto éxito que hoy en día es uno de sus vinos insignia. 

Fue pionero en exportar la marca Robert Mondavi Winery alrededor del mundo y en promover los placeres del vino, la gastronomía y las artes. Conciertos de jazz y música clásica, exhibiciones de arte y programas dedicados a la cultura enogastronómica fueron algunas de sus iniciativas que sin querer, se convirtieron en un motivo de inspiración de grandes chefs como los franceses Paul Bocuse y Jöel Robuchon.

También apoyó centros de investigación como el Instituto Robert Mondavi de las Ciencias del Vino y la Comida, en la Universidad de Davis en California.

Fue tan grande su huella que un año antes de morir, el Instituto Culinario de América (CIA en inglés) lo nombró como el primer productor de vino en ser parte del Hall de la fama,  mientras que el gobernador del estado de California, Arnold Schwarzenegger lo hizo entrar al Hall de la fama en el Museo de Historia de California.

Una historia detrás de ‘El hombre’

A la edad de 52 años y sin un centavo en el bolsillo, pero lleno de energía y una visión a largo plazo, Robert Mondavi, nacido en Virginia Minessotta,  cambió el curso de la industria del vino en los Estados Unidos: fue el creador de los vinos del Valle de Napa los cuales convirtieron a la bodega que lleva su nombre en una de las mejores y reconocidas del mundo.

Robert abrió las puertas al futuro del vino californiano en 1966 cuando decidió plantar sus primeros sueños en un área de 2.160 mts2 ubicada en un antiguo viñedo llamado To Kalon propiedad del productor de vino Hamilton Walker Crabb a finales del siglo XIX. La exposición al sol y las lluvias anuales combinado con suelos secos, un óptimo drenaje y suelos arcillosos y arenosos compuestos de gravilla, hacían de este terroir el ideal para escribir sus propia historia.



Cuando caminaba por los viñedos admiraba los contornos de las vides, olía la riqueza de sus suelos y percibía un lugar muy especial que se acercaba a lo místico. Calma, armonía, paz y serenidad eran sentimientos que percibía mientras sentía una conexión muy poderosa con su tierra de sus vinos



Robert siempre se caracterizó por ‘no dormirse en los laureles’. En 1979 se asoció con un grande de la vitivinicultura europea, el Barón Philippe de Rothchild, creando la bodega Opus One en Oakville, Valle de Napa. Considerado un gran suceso internacional en el mundo del vino, Opus One generó el mayor record de ventas por  U$24.000 dólares en una subasta.  

También se encargó de expandir los horizontes del vino californiano apoyándose en aliados estratégicos internacionales como la familia Frescobaldi en Italia y Eduardo Chadwick de la viña Errazuríz en Chile. 

Durante la década de los 80, lanzó el Programa de la Misión con el fin de contrarrestar campañas en contra del alcohol que se presentaban alrededor del mundo. Apoyado por cientos de productores se encargó de educar a los medios de comunicación y consumidores acerca de la cultura del vino y beneficios para la salud al igual que su consumo de vino moderado y responsable. Este programa se convirtió en un estímulo para que el canal televisión CBS cambiara la percepción y punto de vista de la opinión pública norteamericana mediante sus especiales dedicados al vino y la salud. 


Los gustos de Robert Mondavi

Margrit Biever, esposa de Robert Mondavi conversó conmigo sobre sus gustos, pasiones, vinos favoritos e incluso recordó con nostalgia el vino con el cuál  Robert le pidió matrimonio.

¿Cuál era el vino favorito de su esposo?
 Chateau Mouton Rothchild, uno de los cinco grand crus de Burdeos.

¿Cuál era su cepa favorita?
Definitivamente Cabernet Sauvignon.

¿Cuál era su restaurante favorito?
Don Giovanny en Napa Valley.

¿Y su comida favorita?
La pasta y todo lo relacionado con la gastronomía italiana.

 ¿Cuál era su país favorito?
Italia, especialmente el norte.

¿Y su lugar favorito?
 El lago de Como en Lombardía. 

¿Cuáles eran sus hobbies?
Le gustaba jugar tenis y nadar pero estaba tan apasionado y focalizado en el vino que no tenía tiempo para otras cosas.

¿De qué ejemplares estaba compuesta su cava personal?
 Casi todo el tiempo tomada vino rojo, especialmente Cabernet Sauvignon y Pinot Noir. Sé que le gustaban los vinos de Chile, Francia, España, Italia y California. Recuerdo unos de sus vinos especiales: Opus One de 1979. También le gustaban los buenos rosé

¿Recuerda cuál fue el vino con el que Robert le pidió que se casaran?
Tomamos un  Cabernet Sauvignon de su bodega cosecha 1969 y por supuesto una  buena champaña.

¿A qué sabía?
Era un vino hermoso, balancedado , un poco frutoso pero complejo.

¿Cuál era su maridaje perfecto?
 Decía que cada vino pertenece a su comida. Sin embargo el salmón con Chardonnay o Pinot Noir era una de sus combinaciones favoritas.


M.C.R.

No hay comentarios:

Publicar un comentario