miércoles, 13 de abril de 2011

El mar según Corey Arnold

Por María Carolina Riaño A.
Fotos de Corey Arnold

Más allá de ser fotógrafo, pescador comercial y haber aparecido durante un par de temporadas en el programa ‘Pesca mortal’ del canal Discovery Channel, Corey Arnold disfruta atrapando ‘joyas gastronómicas’ que luego son llevadas a las mesas de los restaurantes más finos.

Desde hace seis años el norteamericano Corey Arnold se ha dedicado a documentar el ‘día a día’ de valientes y aventureros pescadores que arriesgan su humanidad en busca de King Crabs en Alaska o jugosos salmones en la Bahía de Bristol, teniendo muy claro que su función, además de proveer alimento y proteínas a los afortunados comensales, es satisfacer sus exquisitos paladares.

‘Ser parte del momento en que atrapa un pescado o un cangrejo’ lo hace sentir que está haciendo algo importante en el mundo pues considera que la pesca es un trabajo necesario que requiere de entrenamiento físico y mental, e incluso, de instinto de supervivencia. Por eso en su proyecto fotográfico llamado ‘Fish Work’ pretende mostrar lo más fiel posible, aquel  mundo hermoso en el cual  vive, tan lejano de aquella sociedad que habita en tierra firme.

Corey creció en San Diego, California. Su padre era un aficionado a la pesca deportiva y salía a navegar con él una vez por semana. Por eso desde pequeño comenzó conocer de cerca el mar y sus misterios mientras desarrollaba un talento innato a la hora de ‘cazar peces’.

Mientras pescaban, recuerda que su padre tomaba fotos de los pescados que atrapaban, documentando de esta manera cada fructífera tarde de pesca. Fue así como a los 19 años continuó con la tarea que su padre comenzó. Estudió fotografía en la Universidad del norte de Arizona y en la Academia de Artes de San Francisco. Lo que nunca le pasó por la mente es que su trabajo se convirtiera en documentar la ‘pesca extrema’.

Sus fotografías, aplaudidas por la crítica internacional,  muestran una realidad desconocida en la que seres humanos, peces y cangrejos conviven entre la vida y la muerte, entre el olor a sangre fresca y la inclemencia de un clima cruel y despiadado. También logra retratar con sumo detalle sentimientos de soledad y compañerismo; de frivolidad ante la agonía, y de orgullo al atrapar una pesca millonaria; acerca de una manera acertada al pescador y su presa y al comensal a su cena. Una cena que tuvo una vida, un origen y una historia que contar desde el punto de vista de su captor.

Más de 500 fotografías han sido expuestas en prestigiosas galerías de arte de Nueva York, Los Ángeles, San Francisco, Miami, Roma, Paris y Londres; han sido nominadas a premios de la American-Scandinavian Foundation, del Ocean Institute de Califormia y al Santa Fe Book Prize, además de haber sido publicadas en periódicos como The Chicago Tribune y The Sunday  Telegraph Magazine del Reino Unido, entre otros, convirtiéndose en el fotógrafo de pesca extrema más reconocido en el mundo a tal punto que el Canal Discovery Channel continua siendo uno de sus más fieles clientes.

Elgourmet.com Colombia habló en exclusiva con Corey Arnold sobre un clásico menú en alta mar; sobre exóticos platos que ha probado en sus viajes a la Bahía de Bristol y Noruega; sobre la gastronomía de Portland, lugar en donde reside actualmente, y sobre la estrecha relación entre la pesca extrema, la fotografía y la gastronomía en donde el mar seguirá siendo su punto de encuentro.

¿Cuál es la relación entre la fotografía de pesca y la comida?
C.A. La pesca en Alaska es completamente sostenible. No existe exceso de pesca de salmón en ni mucho menos de cangrejo. En mis fotografías capto el momento exacto en que capturo los pescados que hacen parte de una cadena alimenticia sostenible convirtiéndose antes que nada en una fuente de proteína para los seres humanos. 

¿De qué manera influye en sus fotografías la relación entre seres humanos y  animales?
C.A. Mi instinto de cazador es muy fuerte. Cuando logro el objetivo mi adrenalina se dispara pero al mismo tiempo siento una inmensa tristeza. Lo mismo me pasaba cuando practicaba pesca deportiva. La meta, por supuesto, era pescar el ejemplar más hermoso, grande y pesado y cuando llegaba a casa en lo único que pensaba era en proteger a mi gato. Mi relación con los animales es natural desde limpiar un pescado que me voy a comer hasta dejar  dormir a mi gato en mi cama. En mis fotos exploro cómo nos relacionamos con los animales, a veces tomo foto curiosas, otras brutales e incluso ridículas. De esa manera comparto el mundo con ellos.

¿Cómo descubre el momento indicado para tomar una foto?
C.A. Normalmente tomo las fotos durante el descanso y aviso a la tripulación. Después selecciono momentos especiales o eventualidades sorprendentes, por ejemplo el mal tiempo aporta a la foto más dramatismo. Es en esos momentos cuando tengo que envolver mi cámara con bolsas plásticas y cinta pegante para que no se moje.

¿Ha perdido algún momento especial por no tener su cámara a la mano?
 C.A.  A veces me ha pasado que viene una gran ola de la nada y parece que se va a estrellar con el bote, y lastimosamente no tengo la cámara conmigo. Esos momentos son muy difíciles de captar. Esas imágenes las guardo en mi memoria y me alegra haber vivido la experiencia. También he visto muchas ballenas y no he podido tomarles fotos.     

Como pescador, ¿ha desarrollado un ‘sexto sentido’ que le indica el momento adecuado para pescar?
C.A. Al comenzar desde tan pequeño a tener contacto con el mar y la pesca deportiva creo que desarrollé el sentido de la pescar. Actualmente hago parte de una tripulación de pescadores de un bote comercial, razón por la cual no decido a dónde nos dirigiremos para pescar, sin embargo veo que el capitán de mi bote, el cual pesca desde que tiene 14 años, ha desarrollado un sentido espiritual a la hora de decidir a dónde ir en busca de cangrejos. Incluso, a veces no sigue a los otros botes sino que toma su propio camino. Una vez, fue en busca de cangrejos y no encontraba nada, hasta que un pequeño pájaro entró por la ventana y saltó sobre el GPS, luego sobre el timón y salió volando rumbo a una dirección. Él avisó a su equipo que seguirían al pájaro hasta que milagrosamente encontraron ‘el paraíso de los cangrejos’. Los pescadores ponemos especial atención a las señales y a supersticiones que nos guían.

Eso me recuerda al famoso libro “El viejo y el mar” de Ernest Hemigway. ¿Ha tenido que pelear durante días con un cargamento de cangrejos?
C.A. Hemos tenido muchas desilusiones pescando pero es parte del trabajo. A veces salimos y no sabemos si vamos a ganar dinero con la pesca, a veces el clima es tan malo que no podemos ni pescar o a veces pescamos una vez y nos volvemos ricos durante un año. Es parte del espíritu de pescar que lo hace tan emocionante.

¿Prefiere tomar fotos a animales vivos o muertos?
C.A. No tengo una preferencia. Tengo una gran cantidad de fotos de pescados y cangrejos muertos porque usualmente cuando llegan a cubierta mueren muy rápido lo cual me da tiempo para tomarles más fotos. Cuando un pescado está muerto, no esconde nada, por eso la gente no debe causarle impresión su muerte con fines alimenticios. Es interesante ver la reacción de la gente viendo cabezas de pescado muertos, la sangre durante la limpieza etc. No es algo negativo, es algo natural.

¿Podría definir su profesión como ‘fotógrafo de pesca extrema’? 
C.A. El peligro, el frío y los sacrificios hacen parte de mi estilo de vida y del personaje en el cual me he convertido. El superar cada una de estos obstáculos me hace sentirme invencible especialmente cuando sobrevivo a horribles tormentas o a situaciones difíciles. Eso me hace apreciar la vida.




"Mi foto favorita es la de mi amigo Mathew pegándole a una piñata el día de su cumpleaños. En esa fecha siempre estamos en alta mar por eso nunca puede celebrar con sus seres queridos. Este año decidimos comprarle una piñata, colgarla en la cubierta, vendarle los ojos y darle un palo de hierro para que la rompiera".

 ¿Cómo es un día en el mar?
C.A. Normalmente nos levantamos a las tres de la mañana pero es relativo porque puedes haber estado pescando toda la noche. Cuando me despierto, paso media hora escalando grandes cubos de carnada congelada, en este caso 800 libras de sardinas, que luego separo en varias partes e incorporo a la jaula en la que atraparemos los cangrejos. Un típico desayuno dej la tripulación es una barra de granola con jugo de naranja. Sin embargo, algunos integrantes prefieren alimentarse de dulces, chocolates y cigarrillos. Por mi parte, considero que es un deporte de resistencia, por eso trato de desayunar bien.

 ¿Toman alguna clase de licor para calentarse al final de la agotadora jornada?
C.A. ¡Nunca cuando pescamos! Nuestros días son muy largos, entre 18 y 20 horas, así que cuando acabamos lo único que queremos es dormir. Sin embargo cuando termina el viaje y ya estamos en tierra firme, nos tomamos un par de cervezas frías para celebrar.



¿Qué tipo de cangrejos atrapa además de King Crab?  
C.A. Pescamos King Crab en octubre y Snow Crab en febrero. King Crab es el crustáceo más grande y popular  pues llega a pesar aproximadamente 3 o 4 kilos. El Snow Crac por su parte, es más pequeño y más o menos pesa un kilo. Estos son los más difíciles de pescar por las condiciones climáticas al final del invierno. Hace mucho frío y hay mucho hielo.

¿Cuándo vale un kilo de King Crab?
C.A. Los vendemos vivos a los distribuidores a nueve dólares el kilo. Sin embargo los mercados lo venden al público a 15 dólares el kilo. Hay mucha competencia entre los King Crab de Alaska y los rusos, ya que estos últimos se consiguen por la mitad del precio. Mucha gente no sabe que los cangrejos rusos son más baratos pero de menor calidad que los de Alaska. Además hay mucha corrupción e ilegalidad en los cangrejos pescados en ese país, allí la industria no es sostenible produciendo un daño irremediable. 

¿Cuál es la diferencia en sabor entre el King Crab y el Snow Crab?
C.A.  Personalmente me gusta más el Snow Crab pero lo bueno del King Crab es que tiene mucha más carne, tienes unas muelitas carnosas y jugosas. En cambio el Snow Crab es más difícil de partir y tiene mucha menos carne pero el sabor es más intenso.

¿Qué otro tipo de pescados atrapa aparte de salmón en la Bahía de Bristol?
C.A. Siempre pescamos en la desembocadura de un río lodoso, así que no hay muchas variedades de peces que vivan allí. Así que ponemos el mayor esfuerzo en el salmón y ocasionalmente en pescar lenguado. Los salmones que pescamos se dividen principalmente en dos grupos: las especies del Atlántico en donde el salmón salar es el más común, y las especias del pacífico conocidas como salmón rojo, real, rosado y plateado. Este último es el más solicitado en Japón.

Comparta con nosotros una receta con King Crab

C.A. Una de mis recetas favoritas en el ceviche de King Crab. Lleva limón, cebolla y cilantro al mejor estilo peruano. Otra forma de comerlo es con un poco de mantequilla derretida, ajo, sal y pimienta. Entre más simple mejor. Podría decir que solamente nosotros conocemos el auténtico sabor del King Crab fresco. Lastimosamente la mayoría de estos crustáceos se envían congelados a otros países. No hay nada más rico que sentarse en la cubierta del barco a comerse un bowl de muelitas de cangrejo sin ninguna salsa. A veces también ponemos las muelitas en el BBQ para darles un toque ahumado.
 


Comparta con nosotros una receta con salmón
C.A. Nos encanta preparar salmón ahumado. He visto a los  nativos en Alaska cortar el filete en rebanadas, dejarlo en remojo en agua sal durante un día para posteriormente colgarlo en un cuarto de ahumado durante una semana.

Dénos algunos consejos al momento de escoger un salmón fresco en un supermercado
C.A. Primero hay que preguntar de dónde proviene el pescado, si ha sido congelado anteriormente o si se ha descongelado al momento de su exhibición. También es importante preguntar cuánto tiempo lleva expuesto y si proviene de un criadero o fue atrapado en su estado salvaje. Hay que revisar que tenga muchas escamas, que su piel esté firme y olerlo para asegurarse que esté fresco. Por su parte, los cangrejos se van volviendo morados si no están en buenas condiciones.   
           
Cuéntenos acerca de su proyecto llamado ‘Fish Work’
C.A. Es el nombre de mi proyecto de vida. Me he enamorado tanto del estilo de vida de los pescadores comerciales, que decidí documentarlo viajando alrededor del mundo. Cada año trato de ir a un nuevo sitio, tomar fotos y conseguir un empleo como pescador en ese lugar. De esta manera también documento la ‘cultura de la pesca’. No es un proyecto político ni mucho menos pretendo salvar al mundo. Durante estos seis años, he documentando mi vida trabajando como pescador de cangrejo en el Mar de Bering y ahora he comenzado mi propio negocio de pesca de salmón en Alaska; también he estado en el norte de Noruega tomando fotos de los pescadores de ballenas. Si todo sale bien, el próximo año estaré trabajando en un barco ballenero  noruego documentando este mundo. Sé que es un tema controversial…

¿Ha tenido la oportunidad de ver cazadores de ballenas durante sus viajes? ¿Cuál es su posición al respecto?
C.A. Nunca he visto barcos balleneros japoneses, solamente noruegos. En este país es una pequeña industria, solamente venden la carne a los lugareños ya que no están autorizados para exportarla. Es un concepto de pesca sostenible pues cazan aproximadamente 1000 ballenas al año de una población de 200.000. Mi posición es que la caza de ballenas en Noruega es muy similar a quienes matan vacas o pollos para comer. El único argumento en contra,  es que las ballenas son unas criaturas hermosas e inteligentes que no merecen ser cazadas,  pero si te pones a pensar,  los cerdos también son inteligentes pero son feos, así que a la gente no le importa que los maten.  Por otro lado, respeto a las personas que dan su vida para defender la causa de las ballenas. Quiero aclarar que estoy en contra de los cazadores de ballenas japoneses porque dicen que las capturan para hacer supuestas investigaciones científicas y eso es una mentira.  En cambio en Noruega es una pesca sostenible. 


¿Ha probado carne de ballena?
C.A. Cuando los pescadores noruegos me aceptaron en su bote,  me prepararon un rollo de carne de ballena y tuve que comerlo a las diez de la mañana. Sabe mucho a pescado e higado de res pero tiene la textura de un filete. Es bastante oscura, presente un color rojo profundo casi llegando a negro similar a un hígado de res. Si la ballena es joven,  la carne sabe menos a pescado. También he probado Carpaccio de ballena en un restaurante de Noruega, y un filete en un BBQ.

¿Cuál ha sido el pescado más extraño que ha comido?
C.A. Una vez pesqué uno en Alaska que se llama pez rata o ratfish. ¡Era demasiado horrible para comerlo! Tiene la cara de una rata, dientes filudos, ojos amarillos que brillan y una especie de cola al final de la aleta. Parecía el personaje de una pesadilla.   

¿Cuál ha sido el pescado más delicioso que ha probado?
C.A. El salmón real o King Salmon. Es el más costoso y el de mejor sabor. Tiene más grasa que las otras variedades por lo cual se considera más hidratado e ideal al momento de cocinar. Un ejemplar puede pesar 45 kilos y medir 1.80 cm.

¿Cuál es el menú de un pescador?
C.A. Antes de partir,  vamos a una carnicería y pedimos todos los cortes de res y una pierna de cordero. El ingeniero del bote es un excelente cocinero y el encargado de prepararnos deliciosas recetas. También comemos mucha comida ‘de caja’:  Ni los macarrones con queso ni los vegetales enlatados pueden faltar.



¿Cuál es la receta más fácil de preparar en alta mar?
C.A. Pescar un buen ejemplar fresco, cortar un filete, prepararlo en un sartén y acompañarlo con un par de papas cocinadas y una lata de vegetales. Cuando el clima es considerado con nosotros, hacemos hamburguesas al BBQ en la cubierta o preparamos noodles.  

¿Considera que la gastronomía es una expresión de arte al igual que la fotografía y la pesca?
C.A. Me gusta más degustar y ‘atrapar’ la comida que prepararla. Por eso valoro tanto que entre mi equipo se encuentre un cocinero. Sin embargo cuando traigo pescado a casa invito a mis amigos a comer. Para ellos es muy emocionante saber que su cena fue atrapada por un conocido, en vez de comprarla en un supermercado. Eso hace que sepa mejor.

¿Cuál fue su papel en el programa ‘Pesca Mortal’ del canal Discovery Channel?
C.A. Una cámara de Discovery nos acompañó durante una temporada del programa cuando estuvimos pescando King Crab. En la segunda temporada mostraron algunas de mis fotos y me contrataron. Así conocieron mi trabajo y lo mostraron al mundo. 



¿Qué platos tuvo la oportunidad de probar en Noruega?
C.A. Es muy simple pero asombrosa. En verano preparan un plato tradicional que se llama bacalao hervido o boiled cod. Primero cortan el pescado en bastones y calientan una olla con agua a la cual le agregan sal y especias. Luego bajan el fuego y agregan el pescado durante 10 minutos hasta que esté cocinado. Este plato lo acompañan con papas y ensalada de cohombro. También me gustan los sándwiches hechos con huevos de bacalao ahumados que vienen en un tubo parecido a una crema de dientes; pepino cohombro en rodajas, un pan llamado Lefse,  y un par de tajadas de queso Jarlsber el cual se caracteriza por sus huecos y sabor dulce y a nuez. 

¿Cómo es la cocina de Portland?
C.A. Tiene una gran influencia de sur de los Estados Unidos. Se pueden encontrar platos como  gumbo, una clásica sopa originaria del estado de Lousiana hecha con caldo, arroz y mariscos, y el salmón salvaje está presente en casi todas las cartas de los restaurantes. Al ser una ciudad protectora del medio ambiente, su cocina trata de ser autosostenible. 

¿Algún recuerdo gastronómico de la Bahía de Bristol?
C.A. Los sándwiches y las hamburguesas de mero.  




Otras hermosas e impresionantes fotos de mi amigo Corey Arnold: 

















 
Y la más hermosa de todas y con la cual conocí el trabajo de Corey!! Es inspiradora!!!







No hay comentarios:

Publicar un comentario