jueves, 20 de septiembre de 2012

Food Trip Italy Alessandria-Tortona

Al tercer día, fuimos a visitar a Bárbara, la otra hija de Raffa, quien vive en Tortona. Salimos temprano desde Alessandria, en el nuevo carro de mi amiga: un Fiat Panda azul eléctrico. Nuestra primera parada fue Bassignana, el pueblo donde Raffa nació. 



La distancia de Alessandria a Tortona, es de más o menos, 20 kilómetros. Raffa me cuenta que el Piamonte es considerada La Toscana del norte de Italia por sus paisajes. De hecho, como Raffa vivió en Colombia varios años, asegura que la vista es semejante a la de Boyacá. De hecho,  asegura que en Colombia, también tenemos nuestra propia Toscana. Júzguenlo ustedes mismos...


En la casa de Bárbara nos esperaban sus hijos (la bella Helena) y consuegros para almorzar. La gran mesa al aire libre, cubierta por un manto de vides, estaba rodeada de cepas autóctonas como timorasso y barbera. 

De entrada, compartimos un queso Robiola di Roccaverano con aceite de tartufo y salami. De primi piati, tagliatelle al pesto y pulpo con papa y olivas negras. 

De postre, la suegra de Bárbara nos preparó un helado de fior di Latte, elaborado con la primera capa de la leche y una vaina de vainilla, acompañado de fruta fresca. 


También conocimos la bodega artesanal que el abuelo tiene bajo su casa y en donde elabora su propio vino a partir de timorasso y barbera. 

Muy amablemente, abrió una botella, para nosotros, y para el sommelier (mi esposo), invitándolo a que lo catara y le diera su opinión. 

Luego, il nonno me llevó a su huerta y me mostró su cultivo de tomate cuore di bue. Nunca antes los había visto. Son grandes, estriados, y poco o nada tienen de vegetal, más bien son frutas. De hecho, me cuenta que los come a las cuatro de la tarde como si fuera una manzana. Y tiene razón: son dulces, jugosos, inspiradores.


 

Después de almuerzo, fuimos a caminar por los viñedos. Lejos, se ve la bella ciudad de Tortona. Antes de partir, Bárbara nos regala semillas para cultivar en Bogotá. Asegura que se pueden dar y que pronto tendremos radiccio, tomates San Marzano, rúgula y albahaca.  



Un nuevo día comienza. Desde la ventana del cuarto vemos el amanecer en Alessandria y nos preparamos para comenzar una nueva aventura. Viajaremos en tren rumbo a Milán. 

















No hay comentarios:

Publicar un comentario